Top

Deliberación

Sobre la democracia deliberativa

Manuel Alejandro Guerrero

 

Hoy en día las tecnologías de información y comunicación (TICs) ofrecen la oportunidad no sólo de acceder a mayor información y conocimiento, sino también de intercambiar e interactuar en el espacio público con diferentes personas sin importar la localización geográfica. Según algunos, las TICs tienen el potencial de convertirse en canales a través de los cuales puede ser posible lograr mejores formas de comunicación y entendimiento. No sólo eso, visto desde la lógica ciudadana, también podrían ser capaces de canalizar grados de participación cívica inusitados, así como de favorecer una mejor calidad en la transparencia y la rendición de cuentas de los gobiernos. Las TICs, dicen los más entusiastas, podrían facilitar el cumplimiento de esa parte ciudadana de la promesa democrática: la participación activa de los individuos.

A algunas de estas formas de participación, que implican el involucramiento directo y activo del ciudadano, se refiere el término ‘democracia deliberativa’. El video que abre esta sección, del polémico diplomático británico Carne Ross, ofrece una síntesis del significado de este término y permite preguntarnos, ¿qué tanto estamos dispuestos a involucrarnos en debatir sobre –y eventualmente en tomar acción para– la solución de temas de interés común? ¿Qué tanto estamos dispuestos a la acción colectiva en un mundo que constantemente nos orilla a mirar nuestros muy personales y propios intereses?

Comentarios

comentarios